Psicologia clinica y delasalud e

   PSICOLOGIA CLINICA

 

Terapias                 Enfoque                  Articulo                 Ubicación                 Galeria

¿Qué es un tratamiento psicológico?

Un tratamiento psicológico esta compuesto por 3 fases realizadas por un psicológo, evaluiación, diagnóstico e intervención. Un buen psicológo es aquel que tiene la capacidad didáctica y enseñanzas de cara al paciente.

En la vida aprendemos a comportarnos y a pensar de ciertas maneras que a veces no son las mejores. Aqui es dondé el psicológo te escucha, te comprende y te dá herramientas para pensar de otra manera y ser mas feliz.

Si estas sufriendo un trastorno emocional o situación que no eres capaz de controlar, la terapia para adultos será la mas adecuada para ti. Un psicológo especializado te atenderá con la mayor discreción y profesionalidad

Aquellas personas que estan atravesando un momento complicado o necesitan herramientas para resolver conflictos, van a encontrar en terapia de pareja la solución perfecta.

Los más pequeños tambien necesitan aprender a quererse y a cuidarse por lo que si sientes que tu hijo(a) necesita ayuda no dudes en que realice terapia infantil.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué es terapia psicológica? es un proceso de comunicación entre un psicoterapeuta y una persona que acudé a consultarlo que se da con el propósito de una mejora en la calidad de vida de éste último, através de un cambio en su conducta, actitudes y pensamientos o afectos.

¿Cuando se recomienda la terapia? cualquier momento es oportuno, sin embargo, es recomendable que cuando padecemos de sufrimiento o con problemas que no podemos resolver por nuestros propios medios no dudemos en buscar ayuda de una terapia.

¿Cuánto tiempo de duración tiene una terapia? es muy variable pues se adapta a cada paciente. Una terapia individual de ansiedad por ejemplo dura entre 8 y 15 sesiones, por depresión puede ser de 14 a 18 sesiones.

¿Cuánto dura una consulta? la duración de una sesión es de 40 min. Además recomendamos algunas tareas fuera de terapia (anotar nuestros pensamientos en cada momento de malestar, practicar ejercicios de relajación...)